Inauguraban de nuevo el espacio y me invitaron para que pusiera mi toque de humor cobrando a la gente. Durante las tres horas que estuve, no paré de hacer dibujos rápidos, tanto caricaturas de cuerpo entero como retratos de cara/ busto. Como siempre, huvo personas que aprovechando mi fuerte estado intuitivo me pedian su futuro o el de los de sus hijos que estaba dibujando y noté su aprovación.

Publicado: 26 de Septiembre de 2017