Publicado: 12 de Julio de 2016

Los vascos supercontentos con mi arte ágil, cercano, creativo y con mucho parecido.
Fué la primera boda que se celebraba en unas bodegas.
Me pidieron tarjetas. Me gustaria volver más a menudo